Periodoncia

Periodoncia

La periodoncia es la especialidad de la odontología, que estudia la prevención, diagnóstico y tratamiento de las enfermedades y condiciones que afectan los tejidos que dan soporte a los órganos dentarios (encías, ligamento periodontal, cemento radicular y hueso alveolar) y a los substitutos implantados, para el mantenimiento de la salud, función y estética de los dientes y sus tejidos adyacentes, estas son patologías infecciosas causadas por bacterias que afectan al periodonto. Las principales enfermedades periodontales son la Gingivitis y la Periodontitis.
En EGEDENTAL contamos con la Dra. Ana Menjivar, una Periodoncista especialista con gran experiencia y muy perfeccionista en todo lo relacionado con el estudio, diagnóstico y tratamiento de las enfermedades periodontales.

Preguntas frecuentes

Nuestro objetivo es responder a todas sus preguntas de manera oportuna.

¿Qué es la Enfermedad Periodontal o EP?

Las enfermedades periodontales son una enfermedad infecciosa provocada por la flora bacteriana que se encuentra en la boca. Afecta y destruye los tejidos de soporte del diente (encía, ligamento periodontal y hueso). Los síntomas de la EP son claros para un profesional, pero a veces difíciles de detectar inicialmente por el paciente. La Inflamación de la encía, el sangrado al cepillarse los dientes o pasar el hilo dental, el mal aliento, la retracción de la encía y la movilidad de los dientes son algunos de los síntomas.

¿Qué provoca la enfermedad periodontal y qué factores intervienen en el desarrollo de la misma?

El aumento de la flora bacteriana de la boca más una predisposición genética a padecer la enfermedad hacen que se desarrolle la enfermedad periodontal. Otros factores como; tabaco, deficiente o insuficiente higiene oral, alteraciones hormonales, enfermedades sistémicas como diabetes, ciertas medicaciones, etc. agravan el problema.

¿Es contagiosa la enfermedad periodontal (EP)? ¿Y hereditaria?

La enfermedad periodontal no es contagiosa sino transmisible. Según los últimos estudios llevados a cabo en parejas de más de 20 años de convivencia, la flora bacteriana de ambos cónyuges es similar debido a la transmisión de bacterias de uno a otro. Para desarrollar la enfermedad es necesario que exista además de bacterias, una predisposición genética a padecerla. No obstante, este dato es especialmente importante ya que aumenta el riesgo de padecer la EP. Por ello si su pareja tiene EP es aconsejable realizar una consulta con el periodoncista.
En cuanto a si la EP es hereditaria, los últimos estudios arrojan que existe una marcada predisposición genética a padecer la EP, no siendo hereditaria la enfermedad sino esta predisposición a padecerla. Se recomienda hacer un estudio periodontal a todos los parientes biológicos de pacientes periodontales.

¿Qué es el sarro y por qué sale?

El sarro, conocido también como cálculo, se forma cuando la placa bacteriana endurece y queda adherida a la superficie del diente, pero ¿qué es la placa bacteriana?, la placa bacteriana es un barrillo blanco pegajoso que se acumula en la superficie de los dientes. Es lo que tenemos que retirar cuando nos cepillamos los dientes. Las hebras del cepillo deben remover ese barrillo blanco para conseguir una buena higiene. Cuando no retiramos esa placa endurece debido a una mineralización por acumulación de sales, quedando pegada al diente. Estas sales minerales provienen de la saliva, por eso, en las zonas donde desembocan los conductos salivales, se forma más sarro.
Estas zonas son: en los dientes anteriores inferiores en la cara interna (lingual) y en las muelas superiores en su cara externa (vestibular). El sarro además tiene una superficie rugosa que facilita que se vayan acumulando más partículas creando un círculo vicioso que acelera la formación de más sarro.

Gingivitis Vs Periodontitis:

La gingivitis es una inflamación reversible de las encías pero si no se trata adecuadamente puede profundizar y derivar en Periodontitis. Es una enfermedad muy común que afecta al 95 % de la población en algún momento de su vida. Mientras, la periodontitis también conocida como Piorrea, cursa con pérdida de los tejidos de soporte de los dientes y produce una destrucción más profunda que además es irreversible. En ocasiones, puede avanzar sin dolor, al contrario que la caries dental profunda, por ello es importante realizar revisiones para detectarlo a tiempo. En algunos casos también produce mal aliento de boca (halitosis) y un problema estético. Puede llegar a repercutir en la salud general aumentando el riesgo cardiovascular, diabetes o partos prematuros.
El tratamiento en la gingivitis seria mediante un control de placa con una limpieza dental clínica y medidas de higiene adecuadas; mientras, en la periodontitis dado su carácter crónico consiste en eliminar bajo anestesia local las bacterias presentes entre la encía y el diente. Se llaman raspados y alisados radiculares y son conocidos como curetajes por el empleo de curetas (instrumentos especialmente diseñados para eliminar el sarro y las bacterias). A veces, esta fase del tratamiento se acompaña del uso de antibióticos.
Una vez realizado el tratamiento es muy importante el mantenimiento de los resultados con una higiene diaria adecuada y el seguimiento personalizado de cada paciente con citas periódicas para evitar la recaída.