Implantes Dentales

Implantes Dentales

El implante dental es un dispositivo (tornillo), que simula la raíz natural del diente y que el organismo lo acepta como algo propio, de este modo, el hueso crece rápidamente alrededor de él, produciéndose una integración ósea estable y duradera. El material principal con el que se fabrican es el titanio, aunque también existen de otros biomateriales como el zirconio o tantalio.
Los implantes dentales son los sustitutos fijos de los dientes perdidos. Lo que hace un implante dental es reemplazar la raíz del diente, de esta manera el implante se aloja en el tejido óseo y mediante una conexión sostiene los dientes que se quieren reponer.
En EGEDENTAL contamos con el Dr. Ernesto del Valle un Cirujano Implantólogo especialista de gran experiencia, que estudia cada caso con meticulosidad y personalizado a cada paciente con el mero objetivo de obtener la mejor solución a cada caso, buscando siempre la perfección.

Preguntas frecuentes

Nuestro objetivo es responder a todas sus preguntas de manera oportuna.

¿En qué consiste el tratamiento con implantes?

En términos generales engloba cuatro fases: planificación, fase quirúrgica, fase rehabilitadora y mantenimiento.
La fase de planificación puede ser más o menos complicada dependiendo de la situación inicial. En términos generales implica el estudio de su caso clínico y radiográficamente así como la realización de los tratamientos dentales necesarios para devolver el estado de salud a su boca previo a la cirugía.
La fase quirúrgica implica la realización de una cirugía con el objeto de colocar el/los implantes en contacto directo con el hueso. En situaciones clínicas específicas de poca cantidad y/o calidad de hueso puede ser necesario la realización de más de una cirugía.
La fase restauradora puede realizarse el mismo día de la cirugía o hasta seis meses después dependiendo del caso clínico. Consiste en el conjunto de procedimientos clínicos y de laboratorio necesarios para confeccionar la prótesis que colocaremos sobre los implantes, tratando de alcanzar la función y estética adecuada a cada caso.
La fase de mantenimiento es quizá la más importante de todo el tratamiento porque es la que nos permite que todo lo logrado hasta ahora lo mantengamos en condiciones óptimas a lo largo de nuestra vida. No piense que una vez acabada la fase restauradora el tratamiento ha acabado. De los cuidados higiénicos llevados a cabo por el paciente y por su dentista a partir de la colocación de la prótesis dependerá en gran medida la duración del tratamiento.

¿Los tratamientos con implantes provocan dolor?

Los procedimientos quirúrgicos asociados a los tratamientos con implantes están perfectamente protocolizados y la mayoría de las situaciones no implican ningún tipo de dolor. Es un procedimiento realizado la mayoría de las veces con anestesia local igual que la gran mayoría de tratamientos dentales.
En el postoperatorio podrá haber una leve incomodidad, una pequeña inflamación y edema del área donde se realizó la cirugía. En casos excepcionales estos síntomas podrán acentuarse. El cirujano le recetará medicación para prevenir y aliviar estas molestias.

¿Por qué fallan los implantes?

Los implantes pueden perderse por distintos motivos normalmente relacionados con las distintas fases del proceso. En una primera fase porque no se consigue la osteointegración (unión hueso-implante), lo que puede ocurrir por distintas razones: infección, vascularización deficiente, alteración de la cicatrización (frecuente en fumadores), o por sobrecargas oclúyales en las prótesis inmediatas colocadas sobre los implantes.
En el caso de haberse alcanzado la osteointegración, se pueden perder por desajustes o fracturas de la prótesis o de los elementos que unen la prótesis a los implantes, así como por infecciones derivadas generalmente de una mala higiene y de la falta del tratamiento de mantenimiento.

¿Cuánto tiempo duran los tratamientos con implantes, son para toda la vida?

El tratamiento con implantes, como cualquier otro en odontología, no es eterno. Podrá esperar una duración de los implantes siempre superior a los 15 años y en el caso de las prótesis sobre implantes un tiempo mínimo de 10 años. Es conveniente realizar consultas de mantenimiento cada seis meses para detectar cualquier proceso infeccioso o problema mecánico a tiempo.

¿Se pueden perder los implantes?

Existen muchos estudios a largo plazo que comprueban la eficacia del tratamiento con implantes y estiman el porcentaje de éxito entre el 90-98% en pacientes con buena salud oral y sistémica. Evidentemente, como en todo procedimiento médico, hay muchos factores implicados, tabaco, hábitos de higiene oral, disponibilidad ósea, salud general, entre otros. Su dentista le informará de las posibilidades de éxito esperadas en su caso.
En todo caso, de perderse un implante siempre se puede colocar otro sin que eso supongo mayor riesgo de futuro fracaso.

¿Y después de colocar el implante, que puedo esperar?

En términos funcionales los implantes se comportan como dientes naturales, es decir, las personas que los llevan no los sienten como un cuerpo extraño. En todo caso, dependiendo del tipo de prótesis que se coloque, en el caso de prótesis removibles sobre implantes, los pacientes pueden sentir un mínimo movimiento de la misma que es perfectamente natural y siempre inferior al de una prótesis removible convencional.
En términos de ritmo de vida se puede hacer lo mismo de siempre pero con más calidad, en la medida que la masticación y estética serán mejores.
Deberá tener siempre presente que el éxito a largo plazo de estos tratamientos depende de los hábitos higiénicos y tabáquicos.