Estética Facial

Estética Facial

La estética facial es la encargada de estudiar el grado de belleza de la cara. No hay una única estética facial ideal, una apariencia facial considerada muy estética por unas personas, pueden ser menos estética para otras.
Las ideas sobre estética varían con el discurrir del tiempo, es decir, la estética facial está sometida a modas, de manera que no existe una noción exclusiva de belleza facial, sino una serie de conceptos diversos, en los que el rostro es apreciado desde perspectivas diferentes.
Está percepción se haya sujeta, por otra parte, a grandes variaciones individuales e incluso a las naturales fluctuaciones observadas en culturas y grupos subculturales concretos, por ejemplo, dentro de un mismo grupo social parece que las mujeres son más sensibles que los hombres y los jóvenes más conscientes que los mayores.
En EGEDENTAL somos unos apasionados de la estética, y consideramos que el complemento ideal tras la finalización de un tratamiento de estética bucal, es un tratamiento facial si se requiere, para conseguir encontrar la armonía total, y para ello contamos con nuestra experta en estética facial, la Dra. Marta Rodrigo, que nos aporta su experiencia y sensibilidad en sus tratamientos, valorando su sentido de la elegancia y naturalidad que consigue en ellos, junto con nuestra directora especialista en las últimas técnicas en ortodoncia la Dra. Esther García de Diego, hacen un tándem ideal para diseñar la mejor de las sonrisas. Contacta con nosotros y consúltanos sin ningún tipo de compromiso.

Preguntas frecuentes

Nuestro objetivo es responder a todas sus preguntas de manera oportuna.

¿Cuáles son los tratamientos más habituales en estética facial?

El rey por excelencia de la remodelación facial es el ácido hialurónico, la técnica consiste en la inyección de material de relleno para dar volumen, remodelar y corregir surcos nasogenianos, comisuras, arrugas del “código de barras”… También pueden emplearse para remodelar y aumentar el volumen de los labios, redondear pómulos mejillas y mentón, remodelar la nariz (rinomodelación), etc.
Otra opción es la toxina botulínica (bótox) que aplicada de forma adecuada ofrece magníficos resultados, suavizando las arrugas de expresión que ya existen (dinámicas) y previniendo la aparición de nuevas arrugas por la relajación de los músculos infiltrados. Esta técnica dejará la piel distendida, tonificada y tersa, devolviendo la luminosidad al rostro y realzando la mirada. También existen tratamientos complementarios para optimizar los resultados, técnicas como; peeling faciales que favorecen la eliminación de células muertas y promueven la producción de colágeno y elastina, mesoterapias, esta técnica consiste en la aplicación de microinyecciones a nivel de la dermis con pequeñas dosis de un cóctel de vitaminas, aminoácidos … y de tratamientos láser para pequeñas manchas solares y arañas vasculares que dejan la piel libre de imperfecciones proporcionando un aspecto más joven.